Bienvenidos a Talentaria

Fecha

Cuando en 1776 los líderes de las 13 colonias británicas del continente americano se declararon en rebeldía contra la corona inglesa, manifestaron “Mantenemos que hay verdades intrínsecamente evidentes: todos los hombres son creados iguales y están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables. Entre estos derechos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, ya apuntaban que en la esencia del ser humano está mucho más que el derecho, la obligación de buscar la felicidad.

Algo que incluso hacemos ya dentro del útero materno y que mantenemos hasta el último instante de nuestra vida, tal y como la concebimos hoy.

Es evidente que la búsqueda de la felicidad no nace en el siglo XVIII ni en el continente americano, existe desde que la especie humana habita nuestro planeta, pero este acontecimiento representó una declaración clara y rotunda de a lo que el ser humano no debe renunciar y lo he elegido como punto de partida de este espacio dónde espero compartir contigo los secretos sobre la búsqueda que tiene tantos y tan diferentes caminos, tantos sentidos y tantos significados y al que te invito a pasar.

Juntos podemos recorrer los distintos caminos que nos conducirán a cada uno de los lugares donde iremos descubriendo a qué sabe, a qué huele, cuáles son sus formas y colores, su tacto y qué sonido nos trae, y cómo nos podemos guiar de nuestra intuición para disfrutar de ella.

En este blog compartiremos reflexiones, emociones, música, textos, experiencias y todo aquello que nos guíe en nuestra búsqueda. Te anticipo una cosa, el verdadero placer no está en la meta, el verdadero placer está en el camino, así que desde este mismo instante te invito a que sientas y disfrutes de eso lo que sea que estés haciendo, por ejemplo esta lectura.

Aquí encontrarás un amigo, alguien con quien compartir una confidencia, no pretendo ser un ejemplo de nada, tampoco un consejero, pero si alguien que despierte en ti la curiosidad, la inquietud, las ganas para empezar algo nuevo, o seguir con aquello que abandonaste aquel día por ya no sé qué.

Bienvenidos a Talentaria.

Más
Artículos